SUEÑOS DE SEDUCTOR (1972) de Herbert Ross

Herbert Ross, responsable de haber conseguido la última obra maes464296_1020_a2tra del musical americano, Dinero caído del cielo (Pennies from heaven, 1981), fue el encargado de llevar al cine, con el mismo título, la obra teatral escrita por Woody Allen Play it again, Sam, que aquí se tituló Sueños de seductor. El propio Allen interpreta al protagonista, un crítico de cine divorciado con problemas en el trato con las mujeres, obsesionado con la película Casablanca, y que, mientras lleva a cabo sus infructuosos intentos de acercamiento al otro sexo, mantiene conversaciones hilarantes consigo mismo y con el fantasma de Humphrey Bogart.

        Resulta difícil destacar un gag o una línea de diálogo de esta comedia absolutamente genial, a la que Ross dota de un ritmo trepidante y de un par de magníficas ideas visuales -p.e. el montaje en repetición del imaginado acercamiento sexual de Allen a su amiga Linda (Diane Keaton)-, pero que gira absolutamente alrededor de la interpretación y el guión de quien, pocos años antes, había comenzado su carrera como director. Muy superior a esos films primerizos dirigidos y escritos por Allen, Sueños de seductor me parece, sencillamente, una de las películas más divertidas de la historia del cine, y lo sigue siendo aunque la volvamos a ver varias veces.

               Editada en DVD por Paramount.

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: