CIUDADANO WELLES de Peter Bogdanovich y Orson Welles

Los inicios de Welles y Bogdanovich en el cine guardan cierta similitud. Ambos fueron 2978344668_a33300799bsaludados como genios precoces -Welles por realizar a los 25 años Ciudadano Kane (Citizen Kane, 1941) y Bogdanovich a raíz de su segundo film, La última película (The last picture show, 1971)-, y ambos fueron cayendo en desgracia dentro de la industria hollywoodiense. La diferencia es que Welles siguió haciendo obras maestras contra viento y marea, mientras que Bogdanovich nunca acabó de responder a las expectativas que lo calificaban como el mayor talento de la generación de los Coppola, Scorsese o Spielberg y, de hecho, puede que acabe siendo más reconocido como estudioso del cine que como director.

         Una de sus grandes aportaciones como cinéfilo es Ciudadano Welles (This is Orson Welles, 1992), una extensa recopilación de conversaciones en las que Welles pasa revista a toda su carrera, a sus películas como actor y director, a su labor teatral, a sus innumerables proyectos frustrados, etc. Como suele ocurrir en este tipo de obras, lo más jugoso son las anécdotas que explica Welles, su relación con los productores, guionistas y actores, y sus opiniones sobre la obra de otros cineastas, autocensura incluida. Aunque, en el caso de Welles, y como se observa en el libro, uno nunca debe creérselo todo.

             Traducción de Joaquín Adsuar.

             Publicado por Ediciones Grijalbo.

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: