FILOSOFÍA A MANO ARMADA de Tibor Fischer

Si nos ciñéramos estrictamente a los cánones podríamos quedarnos con la sensacitibor_fischerón de que la buena literatura ha de ser necesariamente triste, como si el oficio de escritor llevara incorporado un unamuniano sentimiento trágico de la vida. Las novelas del británico Tibor Fischer se empeñan en llevarle la contraria a esta regla no escrita -como habrá comprobado quien haya leído su reciente última obra, Quién fuera Dios (Good to be God, 2008)-, y nos deparan a la vez el placer de la lectura y el sano ejercicio de echarnos unas risas.

        Filosofía a mano armada (The thought gang, 1994) cuenta las andanzas del ex profesor de filosofía Eddie Féretro (¿homenaje a los detectives “Ataúd” Johnson y “Sepulturero” Jones, creados por Chester Himes?), holgazán, borracho, pervertido, y ciudadano modelo, que ha de huir a Francia al ser perseguido por la policía. Allí conoce al estrafalario ex convicto Hubert, y juntos deciden dedicarse a robar bancos, aunque siempre de la manera más educada y divertida posible. Y entre atraco y atraco (llegan a robar tranquilamente en el mismo banco dos veces), Eddie nos va recordando su hilarante pasado -las semblanzas de sus abuelos no tienen desperdicio-, e intenta encontrarle explicaciones a los disparates que le ocurren mediante una filosofía de andar por casa.

        FisheFilosofia%20a%20mano%20armadar no deja en la novela títere con cabeza, y con las armas de la ironía, el absurdo y el humor más grueso -sobre todo en el descacharrente fragmento en que Eddie es objeto de las atenciones del pervertido camionero que le recoge cuando hace autostop, y en la sesión de espiritismo, con el espíritu del filósofo Hipónax despachándose a gusto a través de la médium Madame Lecercle-, y toda la tradición de la novela picaresca a las espaldas, arremete contra la educación universitaria, la policía, la banca, y demás estamentos que consiguen que cada vez sea más difícil encontrarle una explicación al mundo en que vivimos.

        “Tuve un instante de elevación y medité introspectivamente acerca de tantos otros grupos de deshonestidad y perjuicio que eluden la atención policial: agentes inmobiliarios, políticos, albañiles, presidentes de organizaciones internacionales, dentistas: los sospechosos más obvios. Es indudable que, por ejemplo, si reunidos en una pradera se acordonara a todos los vendedores de autos usados y se los ametrallara debidamente, el mundo sería un lugar más habitable. Una conducta como ésa está relativamente mal vista en los círculos académicos, pero no deja de ser un mejoramiento de lo más efectivo si uno ametralla a la gente apropiada.

        El robo de bancos, si se lleva adelante filosóficamente, no hace daño a nadie. Emocionamos. Entretenemos. Estimulamos la economía. Aceleramos los corazones. Provocamos pensamiento. Y además, incuestionablemente, es una mera ilusión. Uno se lleva el dinero, pero ¿dónde va a parar? A un banco. Como el agua, el dinero está atrapado en un ciclo, se mueve de banco en banco. Sólo lo sacamos fuera para que le dé un poco el aire fresco.”

        Pura filosofía.

                   Traducción de Cecilia Absatz.

                   Publicada por Tusquets Editores.

Anuncios

6 comments so far

  1. ezequiel on

    QUIERO ESTE LIBRO!!!!!!!!!!!!!!!!

  2. gaston on

    exelente libro muy, pero muy recomendable para la gente, por ejemplo, que le a gustado “la conjura de los necios”.

  3. orsonwelles on

    Buena literatura y además divertida. La conjura de los necios es todavía mejor, una obra maestra. Gracias, Gastón, por el comentario. Saludos.

  4. Joaquim on

    Es un libro que ya he leído en once ocasiones, y a cada una le encuentro más significado, y me río más que la anterior. Ha conseguido que me compre un Diógenes Laercio, que intente encontrar un Loeb en castellano, que me ría de la policía (“para así añadir una gruesa capa de estupidez a la policía”), que me tiente ser un borracho, un gourmet y un vago.
    El partido de fútbol del “ambiente” contra la “pasma”, el atraco con barbitas y cara cóncava…. inmejorable. me da envidia

  5. orsonwelles on

    ¡Once veces! Desde luego, parece que te ha gustado. Sin duda es un libro ideal para leerlo en estos lamentables tiempos que vivimos. Un saludo y gracias por tu comentario.

  6. The Swapper Download on

    It’s truly very complex in this busy life to listen news on TV, therefore I simply use world wide web for that reason, and take the newest information.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: