CELULOIDE de Ugo Pirro

Además de gran guionista del cine italiano -sobre todo para Elio Pietri, pero también en películas de De Sica, Pontecorvo o Damiano Damiani, entre otros-, el dos veces ganador del Oscar Ugo Pirro es el autor de Celuloide (Celluloide, 1983), una de las grandes novelas sobre el mundo del cine y sobre la historia de Italia.

        Ambientada en el final de la ocupación alemana y los comienzos de la postguerra, Celuloide es, ante todo, la crónica de la gestación y realización de Roma, ciudad abierta (Roma, città aperta, 1945), la célebre película de Roberto Rossellini, y del nacimiento del neorrealismo italiano, una de las corrientes cinematográficas de mayor repercusión. Pero también es la historia de una nueva sociedad y una nueva realidad política, de los enfrentamientos entre comunistas y demócratacristianos, y de cómo éstos ganan las primeras elecciones bajo el inolvidable lema “Dios te ve, Stalin no”. Por sus páginas desfilan, como si fueran personajes creados por la pluma de Pirro, muchos de los grandes protagonistas de la cultura, la política, y el cine de la época, así como multitud de anécdotas que consiguen hacérnoslos más cercanos.

        Desgraciadamente es muy difícil de encontrar hoy en día, pero quien la consiga en una biblioteca o en alguna librería de segunda mano podrá disfrutar de una gran novela y de un documento cinematográfico e histórico de primer orden.

        “La historia de cómo, dónde y cuándo nació el neorrealismo empieza como una novela de aventuras, porque fue una aventura y una novela que los supervivientes cuentan con pudor y nostalgia, confundiendo fechas y circunstancias, como normalmente ocurre cuando el desinterés de los historiadores hace parecer injustamente superflua la memoria de protagonistas y testigos.”

             Traducción de Augusto M. Torres.

             Publicada por Ediciones Libertarias.

Anuncios

2 comments so far

  1. alberto on

    Leí esta novela magistral hace muchos años. Vi el filme en vídeo y lo compré. Pero Ugo Pirro es autor, también, de otra inolvidable novela, “La soldatesse”, donde relata su campaña como teniente voluntario en Grecia durante la Segunda Guerra. No es fascista ni antifascista; sí testigo del dolor de doce mujeres griegas que aceptan ser usadas como putas solamente porque tienen hambre. Narra, con el trasfondo de una sutil historia de amor autobiográfica con una de ellas, la lucha partisana griega, que los “camisas negras” no comprenden y es un anticipo de la que asumirán en Italia los partigiani contra los ocupantes alemanes tras el armisticio con los Aliados. La filmó en 1965 con un talento notable Valerio Zurlini. Actúan mi amigo Mario Adorf, Tomas Milian y Marie Laforet. Un filme emocionante.

  2. orsonwelles on

    Gracias Alberto por pasarte por aquí y por tu comentario. Supongo que el libro y la película a los que te refieres serán imposibles de encontrar, como suele ocurrir con Pirro y Zurlini.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: