CAMELOT (1967) de Joshua Logan

b70-10664

Los aficionados al cine a los que no les gusta demasiado Camelot suelen argumentar que la película es infantil, ingenua y en muchos momentos ridícula. Y en parte tienen razón. La historia del niño Arturo, al que apodan Verruga, que se convierte en rey sin pretenderlo, del rey Arturo que sigue siendo un niño y que subido a los árboles sueña con la utopía de un reino perfecto, en el que desaparezcan las guerras y los caballeros recojan flores junto a sus damas al son de las canciones de Lerner y Loewe, y donde los conflictos sean solucionados ante un tribunal y no a base de golpes, es maravillosamente infantil, maravillosamente ingenua y, por tanto, en absoluto ridícula. Y afortunadamente nunca abandona del todo ese traje de cuento imposible. Ni siquiera cuando la película se oscurece y se vuelve triste, y Arturo y Ginebra bailan y giran como dos críos hasta terminar mirándose sabiendo que su tiempo se acaba. El amor entre Lancelot y Ginebra y las intrigas de Mordret consiguen que los caballeros de la tabla redonda se rebelen y se levanten en armas. La Arcadia con que soñaba Arturo ya no será posible. Camelot se desmorona.

Camelot2

Pero por suerte no todo está perdido. Antes de la batalla final aparece un chico que dice haber oído hablar de Camelot y de su tabla redonda, y que quiere servir al rey. Arturo le nombra caballero y le aleja del campo de batalla. Y le grita que corra y que cuente lo que una vez fue Camelot, y que nunca lo olvide. Arturo ha ganado su batalla. Y entonces, desde el mismo instante en que la música se eleva de nuevo sobre las imágenes, justo antes de que la magia desaparezca y volvamos al mundo real, sabemos ya que Camelot será para siempre una de las películas de nuestra vida.

clipboard05

Anuncios

2 comments so far

  1. FATHER CAPRIO on

    Reconozco que tenía una cierta “aprensión” hacia este film, aun sin verlo. Probablemente ciertos comentarios me condicionaban. El tuyo me ha animado a tratar de verla. Cuando alguien rechaza lo infantil y lo ingenuo pienso que aun no ha madurado lo suficiente. Acabo de ver Milagro en Milán que parece un cuento infantil. Solo lo parece, en realidad es una escuela de vida.

    Saludos.

  2. orsonwelles on

    No sé si la encontrarás, porque en dvd no está editada. Pero ten en cuenta que es de esas películas que te cautivan desde el comienzo o te desconciertan, que no puedes agarrarte a ella por razones objetivas. Fantástica Milagro en Milán. Saludos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: