YA VUELA LA FLOR MAGRA / LOS SOLDADOS LLORAN DE NOCHE de Salvatore Quasimodo

La novela del escritor argentino Sergio Olguín Oscura monótona sangre, premio Tusquets del 2009, recupera en su título un verso de Salvatore Quasimodo (1901-1968). Al leer la novela y el poema recordé que Ana María Matute también recurrió al gran poeta italiano cuando escribió Los soldados lloran de noche (1964). Aquí os dejo los dos poemas del Nobel de 1959.

Ya vuela la flor magra

No sabré nada de mi vida,

oscura monótona sangre.

No sabré a quién amaba, a quién amo,

ahora que estrecho, reducido a mis miembros,

en el estropeado viento de marzo

enumero los males de los días descifrados.

Ya vuela la flor magra

desde las ramas. Y yo aguardo

la paciencia de su vuelo irrevocable.

 

Los soldados lloran de noche

Ni la cruz ni la infancia bastan,

ni el martillo del Gólgota,

ni la angélica memoria,

para destruir la guerra.

Los soldados lloran de noche

antes de morir. Son fuertes, caen

a los pies de las palabras aprendidas

bajo las armas de la vida.

Números amantes, soldados,

anónimos ruidos de lágrimas.

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: