ADIÓS, MUÑECA (1975) de Dick Richards

Aunque pueda parecer extraño, repasando las adaptaciones cinematográficas de las novelas de Raymond Chandler uno se da cuenta de que no hay mucho donde agarrarse, exceptuando, faltaría más, El sueño eterno (The big sleep, 1946) de Howard Hawks, una obra maestra a pesar de que sólo respeta a medias el espíritu de la novela, con un Philip Marlowe con la cara de Humphrey Bogart más duro que el literario y con un tono que la aleja por momentos del género negro y la mete de lleno en la comedia. Y es que, tratándose de Hawks, casi cualquier película de cualquier género deja sitio para echarse unas risas.

        Aparte del film de Hawks, mi preferido es Adiós, muñeca (Farewell, my lovely), tercera adaptación de la novela homónima tras The falcon takes over (1942), película de Irving Reiss absolutamente olvidada en la que Marlowe no aparece y el argumento sólo es utilizado como base para una aventura del detective The Falcon, y la dirigida por Edward Dmytryk Historia de un detective (Murder, my sweet, 1944), que goza de bastante prestigio pero que a mí no me entusiasma, en parte porque Dick Powell no me convence en la piel de Marlowe.

        Adiós, muñeca no es tampoco ninguna obra maestra, ni siquiera creo que sea una gran película. A la dirección de Richards le falta nervio, la ausencia de ritmo interno en varias escenas clama al cielo, la voz en off , aunque respeta al máximo la primera persona de la novela, resulta excesiva y, en muchos momentos, gratuita y los personajes secundarios actúan como si supieran que lo son, sin ofrecer una réplica consistente al protagonista. Y aún así la película se disfruta, y mucho, básicamente por el envoltorio. La música de jazz, la magnífica ambientación, el vestuario, la presencia de Robert Mitchum encarnando a un Marlowe cansado y cínico pero muy humano, hacen que desde la primera escena reconozcamos el territorio Chandler más que en ninguna otra adaptación, y nos encontremos en casa. Richards, a saber si consciente de sus limitaciones o demasiado respetuoso con el material que maneja, no intenta dejar su sello, sino que se muestra absolutamente fiel al original y consigue con oficio que, a pesar de sus defectos, la cosa llegue a buen puerto.

        Mitchum tuvo la desgracia de volver a interpretar el personaje en Detective privado (The big sleep, 1978), una nueva versión de la primera novela de Chandler a cargo del terrorífico Michael Winner. Con las deficiencias de Adiós, muñeca multiplicadas por mil y ninguna de sus virtudes, el tipo en cuestión logra lo imposible, convertir una gran novela y un reparto de campanillas que incluye, entre otros, a James Stewart y Richard Boone, en material de derribo. A su lado el film de Richards e incluso las más que discutibles adaptaciones del universo chandleriano que relizaron, entre otros, Robert Montgomery, Paul Bogart, Robert Altman y Bob Rafelson son música celestial.

                Editada (por decir algo) en DVD por Sogemedia.

Anuncios

10 comments so far

  1. FATHER CAPRIO on

    Considero a Mitchum como el mejor Marlowe trás Bogart. Ese aire de cinismo y de andar de vuelta de todo le cuadran al personaje. Sin embargo coincido contigo en que la película flaquea y carece de ese nervio que transpira la novela de Chandler. Probablemente Richards quiso desbrozar un poco esa “selva argumental” en que a veces encierra Chandler a sus lectores pero se le fue la mano con la desbrozadora.
    Un abrazo

  2. orsonwelles on

    Adiós, muñeca está claramente lejos de El sueño eterno de Hawks, pero creo que el Marlowe que compone Mitchum está más cerca del original literario, lo cual, desde luego, no quita mérito al de Bogart. Un saludo.

  3. ignacio maraggi on

    Una verdadera joya esta pilícula de 10 puntos a la que no le falta ni sobra nada y es una adaptación perfecta de la novela de Chandler. Ni que hablar de la actuación superlativa de Robert Mitchum que se “come” la película del principio al fin. Hacía 35 años que no la veía, y no me disgustó quedarme trasnoche para verla en TCM el 19-4-2011. Deberían darla obligatoriamente a cineastas y en colegios.

  4. orsonwelles on

    Gracias, Ignacio, por pasarte por aquí y por tu comentario.
    Un saludo.

  5. César Córdova on

    Mitchum es el mejor Marlowe que ha adaptado el cine a las novelas de Chandler, Bogart es quizas el mejor interprete de Marlowe, pero Mitchum es Marlowe. Su cinismo, al que lo ayuda demasiado bien su fisico, lo hace incomparable. Es como querer compararlo al gran Robert de Niro en el papel del Max Cady de “Cabo de Miedo”. De Niro compone e interpreta muy bien al “mal” -aunque por ratos se sobreactua y resulta caricaturesco-, pero Mitchum, que duda cabe, es el “mal” personificado. En esos papeles, el querido y recordado Robert Mitchum no tiene parangon. Como otra muestra, solo vean “La Noche del Cazador”.

  6. orsonwelles on

    Gracias por pasarte por aquí y por tu comentario, con el que estoy muy de acuerdo, sobre todo en la comparación con de Niro. Si te gusta el western, y por si acaso no la has visto, me permito recomendarte El póquer de la muerte, otro gran papel de cabronazo por parte de Mitchum. Saludos.

  7. fps1708 on

    Bogart haciendo de Marlowe es Bogart, en cambio, Mitchum haciendo de Marlowe es el Marlowe de Chandler (por ejemplo el de El Largo Adiós)

  8. orsonwelles on

    Estoy de acuerdo, pero tiene mucho que ver con el tono tan distinto que le dan a sus películas Hawks y Richards. Mitchum volvió a hacer de Marlowe en Detective privado (adaptación de El sueño eterno) y era tan mala que Mitchum ni era Mitchum ni Marlowe ni nada.
    Gracias por la visita y por tu comentario.

  9. Ricardo San Martín on

    …es una de las mejores actuaciones de Mitchum -si no la mejor- por su desplante, ( desparpajo olímpico) frente a las cámaras, voz, actitud, en fin experimentado el hombre, buena elección hicieron con ficharlo para una de Chandler….el relato en “off”….excelente…..Y, ojo, estoy hablando de la interpretación de Mitchum, no del personaje interpretado, no tenía por qué evocar a Bogart ni a nadie, Mitchum es Mitchum y punto……

  10. orsonwelles on

    Mitchum bordaba, entre otros papeles, el de tipo de vuelta de todo al que parecía que nada le importaba demasiado. Lástima que en la horrible adaptación de El sueño eterno que hizo el desastroso Michael Winner parece que ni siquiera le importaba la película.
    Gracias por la visita y por el comentario. Saludos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: