ISABELLE de George Saunders

La colección de relatos titulada Guerracivilandia en ruinas (CivilWarLand in Bad Decline, 1996) supuso el extraordinario debut literario de George Saunders y de su visión satírica y demoledora de la sociedad de consumo norteamericana, extrapolable a cualquier situación actual dentro del mundo capitalista, incluida, por supuesto, la nuestra: crisis económica, paro, violencia, racismo, disparatadas sectas religiosas…el mundo como un enorme y cruel parque temático para disfrute de los ricos en el que los desheredados, a menudo señalados y apartados por sus taras físicas, sólo pueden aspirar a las migajas, a la esclavitud laboral. Literatura inteligente, crítica y perversamente divertida, una tragicomedia con una capa de humor, a menudo absurdo, extravagante y con elementos fantásticos, bajo la cual suelen aparecer el pesimismo, el desencanto y la tristeza que transforman la sonrisa en mueca pero que también deja espacio para la esperanza y las pequeñas dosis de bondad, y de la cual uno de los más perfectos ejemplos es Isabelle, mi relato preferido del libro, una breve obra maestra.

      En Isabelle, un muchacho nos cuenta la historia de una joven vecina disminuida a la que apodan Sin Huesos por una malformación en sus brazos y piernas. Tras la muerte del padre de la chica, un policía que la amaba y la cuidaba pero que cometió un horrible crimen racista, la familia del chico decide internarla por no poder hacerse cargo de ella. El Día de Acción de Gracias van a visitarla y a comer juntos, y es entonces cuando el hijo mayor, el hermano del narrador, le descubre el asesinato que cometió su padre.

     Éste es el maravilloso final del relato, que quizá a más de uno le despierte la curiosidad por la brillante literatura de Saunders.

     Así que la internamos. La visitábamos en vacaciones. En Acción de Gracias, Leo llegó colocado de anfetas y, mientras yo estaba trayendo tajadas de pavo del Oldsmobile, se lo contó todo a Sin Huesos. Cuando volví, mamá se estaba retorciendo las manos como una loca en un rincón y papá tenía a Leo agarrado del cuello y le estaba preguntando dónde demonios había dejado su sentido de la decencia.

     Leo se lo quitó de encima y dijo: Las mentiras no sirven de nada. La verdad sirve a Dios.

     Papá dijo: Dios y un cuerno, metomentodo. Le has roto el corazón.

     Ella me miró con una expresión tan dulce que no pude mentirle.

     De esa forma se sirvió a Dios: una chica se quedó llorando en una silla de ruedas. Reunió y quemó todas las fotografías de su padre muerto. Con el paso de los meses, el palo para escribir a máquina fue cayendo en desuso. Por fin la máquina de escribir quedó abandonada y la chica me pidió que no volviera a visitarla.

     Pasaron los meses. Por las noches me quedaba sentado en casa, oyendo disparos y risas de drogadictos en el callejón y esperando que me brotara del corazón algo esperanzador. Y por fin pensé: ¿Qué puede hacer, echarme? Así que fui a verla. Cuando me vio se le iluminaron los ojos. Estuvo escribiendo a máquina y yo estuve hablando hasta que salió el sol y los pasillos se llenaron de viejos y de lunáticos volviendo a la vida entre toses y gruñidos. Luego un ex convicto con una cicatriz en la cabeza le trajo un plato de huevos con pinta de haber pasado toda la noche en la repisa de la ventana y yo pensé: Dios mío, ya basta.

     Para entonces yo estaba vendiendo Buicks como un loco por las noches. Así que conseguí comprar un pequeño apartamento y me la llevé a vivir conmigo. Ahora somos amigos. Somos una familia. No es perfecto. A veces es muy duro. Pero cuido de ella y ella chilla de alegría cuando llego a casa, y la suma total de tristeza en el mundo es menor de lo que podría ser.

     Su verdadero nombre es Isabelle.

     Un nombre bonito de verdad.

                       Traducción de Javier Calvo.

                       Publicado por Mondadori.

Anuncios

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: