Archive for the ‘Juan Antonio Bardem’ Tag

SEÑORAS Y SEÑORES (1966) de Pietro Germi

oY5PymxEn 1953, Fellini nos mostró en Los inútiles (I vitelloni) a un grupete de jóvenes atorrantes que entre risas, juergas y bromas se sentaban a ver la vida pasar; tres años después, Bardem adaptaba a Arniches en su impresionante Calle Mayor, en la que otros tipejos sin oficio ni beneficio no dudaban en dejar a la intemperie los sentimientos de una mujer si con ello podían matar el aburrimiento durante una temporada.

No es difícil imaginar a personajes como estos al cabo de unos años, ya con un trabajo y ciertas obligaciones que atender, y junto a sus respectivas esposas reconocerlos en Señoras y señores (Signore e signori), una de las más divertidas, salvajes y despiadadas críticas sociales que nos haya dejado el cine italiano, cortesía de Pietro Germi y de los guionistas Furio Scarpelli y Luciano Vincenzoni.

immagine_signore-signori_1521

Ganadora de la Palma de Oro en Cannes, Señoras y señores está compuesta de tres episodios habitados, con mayor o menor protagonismo en cada uno de ellos, por los mismos personajes, miembros de la floreciente burguesía del norte de Italia en los años 60, a los que Germi destroza sin compasión quitándoles las máscaras y sacando al aire sus vergüenzas.

Blindados tras las falsas apariencias y la hipocresía que los hacen respetables a ojos de los demás y recurriendo, cuando se les va la mano y se ven expuestos a algún escándalo, al poder que ejercen sobre la prensa y las autoridades y a su influencia sobre el clero, ganada a pulso con sus “limosnas”, estos personajillos no dudan en recurrir al engaño para ponerse los cuernos entre ellos -siempre y cuando, por supuesto, el resto del grupo no se entere-, en evitar por todos los medios que uno de ellos abandone a su familia para huir con una joven de la que se ha enamorado -el mejor episodio, con una maravillosa Virna Lisi y un impresionante Gastone Moschin- o en pasarse de uno a otro a una joven menor de edad para gozar de sus favores sexuales a cambio de dinero, episodio que aprovecha Germi para extender su inclemente sátira a las clases pobres: aquí nadie se libre del hacha del verdugo.

1421924953603signore_e_signori_2

A caballo entre el trazo grueso -para que no quepan dudas de la mala leche que desprende- y las situaciones y diálogos más geniales y delirantes, Señoras y señores se sitúa justo al lado de la mucho más conocida Divorcio a la italiana (Divorzio all´italiana, 1961) y, en mi opinión, muy por encima de Seducida y abandonada (Sedotta e abbandonata, 1964), y demuestra una vez más, por si hacía falta, que la commedia all´italiana es un pozo sin fondo de grandes películas y que debajo de cada piedra italiana se encuentra un actor excepcional.

signore-e-signori

Editad en DVD por Regia Films.

 

 

DAMAS DEL TEATRO (1937) de Gregory La Cava

La pensión Candilejas es la puerta al escenario, el sitio donde las muchachas que aspiran a convertirse en actrices esperan una ocasión de demostrar su talento, una oportunidad que las convierta en damas del teatro. Mientras la oportunidad llega subsisten actuando en locales nocturnos, fingen cariño como chicas de compañía, se dejan engatusar por empresarios sin escrúpulos, se critican y se ayudan, se odian y se quieren, y nos hacen reír con unos vertiginosos diálogos que son de lo mejor del género en los años 30. La última en llegar (Katharine Hepburn) será la primera en triunfar, pero involuntariamente provocará el suicidio de otra de las muchachas, una actriz que tuvo su efímero momento de gloria pero a la que ya no ofrecían ningún papel (el plano en el que sube las escaleras para tirarse por una ventana es impresionante). El drama interrumpiendo la comedia. La vida estropeando el guión, que diría Mankiewicz. Pero la rutina vuelve enseguida a la pensión Candilejas, y a ella siguen acudiendo las muchachas que sueñan con triunfar algún día.

        Damas del teatro (Stage door) es una de las grandes comedias del hoy demasiado olvidado Gregory La Cava, y uno de los mejores films sobre el mundo del teatro junto a Eva al desnudo (All about Eve, 1950) de Mankiewicz, Cómicos (1953) de Juan Antonio Bardem, y Opening Night (1977) de John Cassavetes, a los que habría que añadir las originales propuestas de Louis Malle en Vanya en la calle 42 (Vanya on 42nd Street, 1994) y de Al Pacino en Looking for Richard (1996), que proponen sacar el teatro a la calle y acercarlo al gran público.

            Editada en DVD por Manga Films.