Archive for the ‘la religión en el cine’ Tag

BESOS DE MARIPOSA (1994) de Michael Winterbottom

Autor, como Woody Allen, de prácticamente una película al año429114_1020_A, el británico Michael Winterbottom -tachado muchas veces de impersonal por tocar todos los géneros, desde la comedia al cine político, pasando por el western, la ciencia ficción y el cine erótico- es uno de los realizadores más interesantes de la actualidad, aclamado por la crítica sobre todo a raíz de Wonderland (1999). Su primer film, Besos de mariposa (Butterfly kiss), me sigue pareciendo su propuesta más radical y arriesgada, y la mejor junto a la divertidísima 24 hour party people (2003).

         La película cuenta la historia de Eunice, una mujer desequilibrada que busca a una desconocida Judit por bares y estaciones de servicio mientras va dejando un rastro de cadáveres a su paso. En una de las estaciones conoce a Miriam, una inocente chica que se sentirá atraída por ella y lo dejará todo para seguirla en su desquiciada búsqueda.

        Historia de amor criminal y road movie (en algunas críticas negativas se llegó a decir que era una copia de Thelma y Louise o un Asesinos natos lésbico), Besos de mariposa es, por encima de etiquetas, un film sobre el pecado y la redención, plagado de referencias religiosas: la Judit bíblica que decapitó a Holofernes y a la que Eunice busca para que la sacrifique y libre al mundo de su maldad; las cadenas que rodean el cuerpo de Eunice como castigo, y de las que se liberará en el momento del perdón; las referencias a los besos de los ángeles y de las mariposas; Miriam arrastrando el cadáver por el bosque como un Cristo cargando con la cruz y con los pecados de los demás, en una escena maravillosa…

        Afortunadamente Winterbottom consigue una narración y unos personajes que, aunque cargados de simbología, se conservan absolutamente llenos de vida y desasosiego, sin aparecer nunca como meros vehículos para una diarrea ideológica, y logra, en la escena final, uno de esos momentos de cine difíciles de olvidar: Eunice dejándose ahogar por Miriam en el mar, bautizándola para el perdón de sus pecados.

                     Editada en DVD por Karma Films.

JESÚS DE NAZARET, un guión de Carl Theodor Dreyer

La vida de Jesús de Nazaret ha dado pie a muchas y muy distintas adajesusbookBIGptaciones cinematográficas, algunas estimables, aunque el nivel general no es precisamente para tirar cohetes. Algunos ejemplos: Rey de reyes (King of kings, 1961), una buena película que no está entre lo mejor de Nicholas Ray (en 1927 se estrenó un film mudo de igual título, dirigido por Cecil B. DeMille); El evangelio según San Mateo (Il vangelo secondo Matteo, 1964), mi preferida sobre el tema, y eso que Pasolini no es precisamente santo de mi devoción; La historia más grande jamás contada (The greatest story ever told, 1965), de George Stevens, un desfile de grandes actores y poco más; Jesucristo superstar (Jesus Christ superstar, 1973), de Norman Jewison, adaptación al cine de la célebre ópera rock; la interminable  Jesús de Nazaret (Jesus of Nazareth, 1977), otro ladrillo más en la pared fílmica que Franco Zeffirelli se empeñó en levantar, esta vez para televisión; la controvertida La última tentación de Cristo (The last temptation of Christ, 1988), un berenjenal del que no salieron demasiado airosos Martin Scorsese y el guionista Paul Schrader; y, por último, La pasión de Cristo (The passion of the Christ, 2004), de Mel Gibson, excesiva, exhibicionista y sanguinolenta, aunque no exenta de talento. Como digo, poquita cosa.

        El cineasta danés Carl Theodor Dreyer albergó durante muchos años el proyecto de una película sobre Jesús, que a punto estuvo de filmarse en Hollywood pero que, finalmente, nunca llegó a ver la luz. A partir del guión que dejó escrito, en el que va explicando cómo quería filmar las escenas, podemos imaginar, al menos, lo que habría llegado a ser esta película, en la que Dreyer no sólo quería plasmar el aspecto religioso de la historia, sino también mostrar la realidad social y política de la época.

        Conociendo la impresionante filmografía del director de Gertrud y el empeño que puso en llevar a imágenes el proyecto, no es difícil aventurar que ésta habría sido la gran película sobre la figura del Mesías y, posiblemente, uno de los grandes films de la historia del cine.

              Traducción de Javier Rodríguez Panizo.

              Publicado en español por Ediciones Sígueme.