Archive for the ‘Sarah Polley’ Tag

EL JACK RANDA HOTEL de Alice Munro

Alice-Munro-005

En la literatura norteamericana del siglo xx abundan los cronistas de la vida cotidiana, los creadores de pequeñas estampas donde se muestran las relaciones humanas y en las que se dice mucho más de lo que se muestra, siguiendo la máxima de que un relato ha de ser como un iceberg, del que sólo se vea una pequeña parte y el resto quede bajo la superficie. John Cheever, Harold Brodkey, William Maxwell, Raymond Carver, Flannery O´Connor…la lista de grandes cuentistas es interminable; la canadiense Alice Munro forma parte de ella.

        Autora de varias colecciones de relatos a cual mejor, Alice Munro ha llamado recientemente la atención del cine: la actriz Sarah Polley la adaptó en Lejos de ella (Away from her, 2006), su ópera-prima como directora, y parece ser que Jane Campion proyecta llevar a la pantalla el libro Escapada (Runaway, 2004).

        Uno de mis cuentos preferidos de Munro es El Jack Randa Hotel, inc9788498670707luido en el libro Secretos a voces (Open secrets, 1994). En él, a traves de un juego epistolar que mantienen una mujer, haciéndose pasar por otra, y su marido, un profesor que vive ahora con una de sus alumnas, la autora nos muestra los celos, el rencor, la debilidad de unos sentimientos y la fortaleza de otros, la necesidad de volver a lo que seguimos queriendo y la obligación de demostrar que nos lo merecemos:

        “Las palabras más deseadas pueden cambiar. Algo puede ocurrirles, mientras se espera. “Amor, necesidad, perdón. Amor, necesidad, para siempre.” El sonido de esas palabras puede convertirse en un tumulto, un ruido de taladradoras en la calle. Y lo único que se puede hacer es echar a correr, para no someterse a ellas por la fuerza de la costumbre.”

        “Ahora, tú sabrás si quieres seguirme”.

        Un cuento magistral que me recuerda vagamente a El infierno tan temido, uno de los imprescindibles de Onetti, mucho más oscuro y terrible: mientras Munro otorga una salida a sus personajes, los de Onetti se condenan irremediablemente. 

             Traducción de Flora Casas.

             El volumen Secretos a voces está publicado por RBA.

Anuncios

MI VIDA SIN MÍ (2002) de Isabel Coixet / LA VIDA MANCHA (2002) de Enrique Urbizu

No ha andado precisamente sobrado el cine español (siendo justos, ninguna cimividanematografía), durante esta década, de grandes películas. Por eso el 2002 me parece especialmente destacable, ya que en ese año se realizaron dos magníficos films, dos vidas muy distintas pero que suponen lo mejor del cine patrio en mucho tiempo: la imprescindible Mi vida sin mí, de Isabel Coixet, y La vida mancha, de Enrique urbizu.

        Desde el acertadísimo y sugerente título hasta el mayúsculo plano final, pasando por una banda sonora sin desperdicio (¡cómo canta Blossom Dearie!), la película de Isabel Coixet posee una fuerza visual, siempre al servicio de la historia, poco frecuente en nuestro cine y que consigue poner la piel de gallina. La escena en que le comunican a Ann (una prodigiosa Sarah Polley, que por sí sola justifica la visita) que le queda poco tiempo de vida no puede estar mejor dirigida e interpretada, con una utilización del tempo narrativo y una contención realmente admirables; la despedida del amante bajo la lluvia, que recuerda inevitablemente a uno de los momentos finales de Los puentes de Madison (The bridges of Madison County, 1995), de Clint Eastwood, es para quitarse el sombrero; y ese plano que cierra el film, filmado en cámara subjetiva, en el que Ann observa lo que quizás será la vida de su familia sin ella, conciso y emocionante, como toda la película: son sólo algunos de los mejores momentos de una de las obras más redondas de todo el cine español.

        La plavidamancha1elícula de Urbizu recupera para el cine español el aroma del mejor cine clásico. Con un guión espléndido de Michel Gaztambide, en el que las miradas y los gestos priman sobre los diálogos, pasó de puntillas por las salas de cine, y fué incomprensiblemente ignorada en las nominaciones a los premios Goya del 2003. El personaje de Pedro -un José Coronado que demuestra lo buen actor que puede ser- es el eje sobre el que gira todo el film, un hombre con un pasado oscuro, que parece tenerlo todo, admirado y envidiado, y que, al volver a ver a su hermano pequeño y su familia tras muchos años, encontrará aquello que le falta y que no podrá tener nunca. Relectura urbana del mito mesiánico, en el que un personaje llega a una comunidad, ayuda a solucionar los problemas de otros, y termina yéndose de nuevo porque no pertenece a ese mundo ( sus antecedentes cinematográficos son numerosos y, en ocasiones, magistrales: desde los westerns Raíces profundas (Shane, 1953), de George Stevens, y Centauros del desierto (The searchers, 1956), de John Ford, hasta esa maravilla titulada Un lugar en el mundo (1991), de Adolfo Aristarain), La vida mancha sigue siendo una de las más agradables sorpresas del último cine español

      Mi vida si mí está editada en DVD por Filmax.

      La vida mancha está editada en DVD por Manga Films.