PRIMAVERA TARDÍA (1949) de Yasujiro Ozu

En los últimos minutos de Primavera tardía (Banshun), la cámara espera al anciano profesor, que regresa a casa solo tras la boda de su hija. Nos muestra las habitaciones ahora casi a oscuras, el silencio que recuerda la ausencia, y cómo el profesor se sienta y comienza a pelar lentamente una fruta. Y entonces la mirada de Ozu obra el milagro: las manos dejan caer al suelo la piel de la fruta y se quedan quietas, y ese breve plano, sostenido apenas un instante, es capaz de hacernos sentir toda la soledad del protagonista. Ozu nos emociona desdramatizando el drama, mostrándonos las manos en lugar de un primer plano del rostro.

        Es en ese mágico momento cuando la cámara se atreve a acercarse más a lo que desea mostrarnos. Hasta entonces ha asistido a la historia como un espectador más, en silencio y como sin querer interrumpir. Ha acompañado la feliz monotonía del profesor viudo y de su hija Noriko, los paseos en bicicleta, las visitas de los amigos, el trabajo diario. Se ha parado a enseñarnos los objetos de la casa y los lugares de una ciudad en paz tras la reciente guerra, anclada aún en la tradición pero que comienza a occidentalizarse. Ha sido capaz de leer los celos en la mente de Noriko al ver a la mujer que, supuestamente, va a casarse con su padre y a ocupar su lugar, y la ha visto enfadada cruzar la acera para no acompañarle, en una separación momentánea que anticipa magistralmente la que será definitiva. Y ha mirado a Noriko cuando ha aceptado abandonar a su padre, casándose con un hombre al que no ama, por la sencilla razón de que le ha llegado el momento de casarse: la felicidad en el matrimonio es algo que llega con el tiempo…La cámara, desnuda de artificios, como testigo de las alegrías y las tristezas que comparten la vida de dos personas.

        Primavera tardía es mi película preferida de Ozu, por encima incluso de esa otra maravilla que es Cuentos de Tokio (Tokyo monogatari, 1953), generalmente considerada la cima de su cine. ¿Será necesario añadir que es también una de las mejores películas de la historia?

                    Editada en DVD por DeAPlaneta.

Anuncios

5 comments so far

  1. Father Caprio on

    Es la segunda referencia de este film que leo en pocos días. Sin ser un especialista en Ozu me gusta su cine y en general me gusta ese cine oriental distinto al nuestro donde el mundo de los sentimientos parece tener una consistencia desconocida para nuestro mundo occidental. Te aseguro que tomo nota de tus recomendaciones. Escándalo en Paris está ya dispuesta a ser servida. Por ejemplo. Marchando!

  2. orsonwelles on

    Pues no te la pierdas porque seguro que te encanta. Y si no has visto Un lugar en el mundo ponga en lugar preferencial. Un saludo.

  3. Ozu | TagHall on

    […] "jqmodal", embeddedHeight: "400", embeddedWidth: "425", themeCSS: "" }); . PRIMAVERA TARDÍA (1949) de Yasujiro Ozu « Las cosas que … . Yasuhiro Ozu, Les […]

  4. ran-hell on

    La traducción de Cuentos de Tokio es incorrecta, ya que Ugetsu Monogatari es la película de Mizoguchi. El título correcto es Tokyo Monogatari. He ahí la confusión.

    Saludos!

  5. orsonwelles on

    Pues sí. Un lapsus. Y es que la de Mizoguchi es otra de mis películas preferidas. Gracias por el aviso. Un saludo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: